FIZ 2012 – 29 de Septiembre 2012 (Sala Multiusos – Zaragoza)

Este pasado sábado 29 de Septiembre, el auditorio de Zaragoza fue el escenario de la decimosegunda edición del FIZ, Festival Independiente de Zaragoza, que atrajo un gran número de espectadores y cuyo cartel estaba formado por el francés El Brindador, los granadinos Lori Meyers, los ingleses Maxïmo Park, los catalanes Love of Lesbian y La Casa Azul, además de los DJs Amable, Tachenko DJs, Chelis y DJ Der.

Cerca de las 8 de la noche, y con una puntualidad casi británica con respecto al horario previsto por la organización, El Brindador demostró que su rock íntimo y pausado tenía cabida en un cartel quizás de propuesta más festiva con respecto a lo que el de Burdeos propone. El público que poco a poco iba llenando un recinto tan majestuoso como el de la capital aragonesa, se encontró ante una mezcla del Frank Black más guitarrero junto con el Bradford Cox más personal, sorprendiendo para bien a muchos que quizás no habían escuchado previamente nada de este artista.

FIZ 2012 - El brindador

FIZ 2012 - Lori Meyers El segundo grupo en aparecer sobre el escenario fueron los andaluces Lori Meyers, que están dando los últimos coletazos a su impresionante gira Cuando el destino nos alcance a la vuelta de la esquina, que ha servido para presentar su último disco Cuando El Destino Nos Alcance. El salto de reconocimiento por parte del público es innegable y casi exponencial creciente en su desarrollo, lo que hace que durante muchos pasajes del concierto, el mismo se convierta en una especie de karaoke multitudinario que sucumbe al propio espectáculo en sí. Con un Noni espléndido en sus labores de líder, y un sonido más que correcto en su conjunto, donde destacaba por su calidad una sección de percusión excelsa, el grupo ofreció cerca de 75 minutos centrados en su mayoría en su último disco, aunque los momentos mas coreados fueron sin lugar a dudas los singles de su anterior disco Cronolanea (Luces de Neón y Alta Fidelidad). Mención a parte merece el éxtasis colectivo vivido durante la interpretación de su más reciente éxito Mi Realidad, con Noni descamisado, y marcándose unos bailes por bulerías, momento que el grupo aprovechó para finalizar su concierto.

Momentos después, y con una escenografía de lo más sencilla, saltaba al escenario el grupo de Newcastle Maxïmo Park. Un análisis pausado de su actuación como grupo resulta poco más que imposible ante el derroche de energía que su frontman Paul Smith realiza durante todo el concierto y que engulle con su presencia al resto del conjunto. Pese a ello, y a una calidad musical sobre el escenario más que notable, el grupo no consiguió contactar con la mayoría del público congregado, posiblemente debido al desconocimiento de su propuesta o una mayoritaria presencia de ese nuevo público independiente nacional que sólo está pendiente de sus grupos fetiche, importándole poco el resto de grupos. En lo musical cabe destacar que el peso mayoritario del concierto recae sobre los temas de su reciente disco The National Health, aunque los momentos de mayor esplendor llegan con ese caudal de temazos que surgen de su primer disco A Certain Trigger, como por ejemplo ese mini himno que es Apply some pressure.

FIZ 2012 - Maximo Park
El momento cumbre del festival llegaba con la actuación de los cabezas de cartel Love Of Lesbian. Los catalanes se han pateado el país a base de bien este verano y es difícil encontrar un sitio que todavía no hayan pisado con la gira de presentación de La noche eterna – Los días no vividos.. Sin embargo, la capital maña era una de las pocas no agraciadas y el público respondió a lo grande, coreando cada una de las canciones del grupo como si fuese el mayor hit y demostrando que hoy por hoy son el grupo con más tirón dentro de la escena nacional. Con respecto a sus últimos conciertos, sorprendió la no interpretación de Oniria e Insomnia o Wio, que fue intercambiada, al igual que la semana pasada en el concierto de las fiestas de la Mercè de Barcelona, por esa canción-comic que es Los Toros en la Wii. Por supuesto no faltaron Me Amo, Incendios de nieve, Allí donde solíamos gritar, Club de Fans.. ó Algunas Plantas, con la que una vez mas, sin bailecito, terminaron el concierto. Un 10 en interpretación y entrega (especialmente de Oriol a la batería y Juanra al bajo), para un repertorio que quizás debería de ser menos previsible.. Quizás el parón de festivales que anunciaron hace una semana, para centrarse en unos meses en su gira por salas, les permita retomar un repertorio más amplio y así poder contentar a todos sus seguidores, los de nueva generación y aquellos que hace años ya vibraban con ellos.

FIZ 2012 - Love of Lesbian

FIZ 2012 - La Casa Azul  El último concierto de la noche fue a cargo de La Casa Azul, que elevó el nivel festivo hasta límites insospechados. Tras más de 6 horas de la mejor música, Guille Milkyway supo como engatusar a la gente con su pop alegre y sus espectaculares audiovisuales, sin lugar a dudas, el mejor espectáculo que hoy por hoy puede verse sobre nuestros escenarios. La mayoría del concierto giró en torno a su último disco, La polinesia meridional, sonando así como un ciclón Los chicos hoy saltarán a la pista, Colisión inminente, Europa Superstar o La niña más hermosa, aunque también hubo tiempo para éxitos de anteriores trabajos como No mas myolastan o Esta noche solo cantan para mi. Con el público ya entregado, Guille cerró el concierto con sus dos éxitos más conocidos, La revolución sexual y Todas tus amigas, con lo que consiguió un aplauso unánime por parte del respetable.

 El encargado de cerrar el festival fue Amable, el DJ nacional mas reconocido dentro del mundo indie nacional por su residencia en la conocida Sala Razzmatazz de Barcelona, que en un guiño claro al publico local optó por iniciar su sesión con Cannibal dinner de Bigott. Durante poco mas de dos horas se fueron sucediendo alguno de los temas mas conocidos de este año, como Lonely boy (The Black Keys) o How deep is your love (The Rapture), entremezclados con clásicos obra de New Order, Oasis o The Verve. A eso de las 05:40 de la mañana, y con Crystal Castles de fondo, finalizaba esta exitosa edición de un festival que ha aguantado de manera excepcional un año muy difícil, gracias a una descarada apuesta por el producto nacional, pero que sin embargo no puede olvidar que en años anteriores optó por carteles más arriesgados y "educadores" con los que se creó un nombre en el panorama nacional e internacional.