Sidonie – 02 de marzo de 2018 (Sala Salamandra – L’Hospitalet de Llobregat)

La decimotercera edición del Let’s Festival dio el pistoletazo de salida este viernes con Sidonie en una sala Salamandra llena hasta la bandera que disfrutó de lo lindo de las cerca de dos horas de concierto que los catalanes ofrecieron para celebrar sus dos décadas de carrera.

Sidonie - Let's Festival 2018

Marc Ros, Sidonie Sala Salamandra 02/03/2018 – Foto realizada por Víctor Ramos para Indieofilo©

Esta gira que les va a llevar por media España durante 2018, se presenta a priori como una gran oportunidad de disfrutar de nuevo de aquellos éxitos de sus primeros años que han quedado olvidados en los setlist recientes de los catalanes, y para nuestra sorpresa, el concierto iba a acabar con las míticas "On the Sofa" y "Sidonie Goes to Moog", que desataron la locura de una parte del público que rondaba los 40.. Con Marc desatado en las voces, "Nuestro baile del viernes" y "Fascinado" meterían en el concierto a los más jóvenes, para después una parte intermedia más relajada en la que pudimos disfrutar de temas poco habituales como "Sylvia", "Feelin' Down", "Al viento" o una magnífica "Giraluna", en la que sorprendió para bien el silencio sepulcral de la sala.

Jess Sidonie - Let's Festival 2018

Jess Senra, Sidonie Sala Salamandra 02/03/2018 – Foto realizada por Víctor Ramos para Indieofilo©

Como si de una señal se tratase, el concierto daría a partir de ese momento un giro de 180º que arrancaría con el sitar de Jess en "Sidonie goes to London" y la improvisada rave hindú que durante 5 minutos hubo en Salamandra. Los temas recientes "El peor grupo del mundo" y "Fundido a negro" mantendrían el ritmo justo antes de que las archiconocidas "El bosque" y "El incendio" convirtiesen el concierto en un karaoke masivo.

Axel Sidonie - Let's Festival 2018

Áxel Pi Cavallero, Sidonie Sala Salamandra 02/03/2018 – Foto realizada por Víctor Ramos para Indieofilo©

Aún habría tiempo para tres bises que mantuvieron el nivel de histerismo que sus predecesores, ayudados sin lugar a dudas por un Marc descamisado que hizo las delicias de los fans de las primeras filas interactuando constantemente con ellos. "Un día de mierda" se mostró como el tema más redondo de todo su concierto, "Carreteras infinitas" rebajó un poco el nivel por unas guitarras algo dispersas que no parecieron importar a los mas jóvenes, mientras que la multitudinaria "Estáis aquí" fue el perfecto broche de oro a un concierto redondo. En resumen, aquellos que disfrutábamos de Sidonie a principios de siglo tuvimos la oportunidad de viajar al pasado y cantar a grito pelado temas que antes eran minoritarios, y los seguidores más actuales pudieron gozar de nuevo con una de las bandas con mejor directo de la escena independiente nacional.