Cage the Elephant – 4 de febrero de 2017 (Sala Apolo – Barcelona)

Cage The Elephant tienen fama de ofrecer uno de los mejores directos que hoy en día pueden verse en el mundo del rock, y posiblemente por ello la sala Apolo de Barcelona estaba llena hasta la bandera para recibir a los norteamericanos en el que sería el primer concierto de su historia en territorio español. Pero antes de confirmar si los presagios se tornaban ciertos, merece la pena destacar la actuación de sus compatriotas Twin Peaks, perfectos teloneros que sorprendieron con una fuerza y una actitud impropia de unos jóvenes de su edad. Entre continuos cambios de instrumentos y líderes vocales (Hasta cuatro miembros ejercieron de cantante en diversas canciones) perfectamente armonizados por los ritmos a la batería de un superlativo Connor Brodner, su garage punk con toques de power pop triunfó en la ciudad condal a base de hits como “Strawberry Smoothie” o “Flavor”. Ganazas las de poder verlos en algún festival con un público más pendiente de ellos..

Cage The Elephant Barcelona 2017

Los característicos acordes de guitarra “Cry Baby” dieron el pistoletazo de salida al concierto de Cage the Elephant y en poco menos de un minuto pudimos comprobar que todo lo leído sobre el arrollador carisma de Matt Shultz se quedaba corto.. Como si de un Mick Jagger moderno se tratase enfundado en unas “discretas” botas doradas, el de Kentucky fue el catalizador perfecto con sus gestos y bailes de las emociones de un público que no paró de cantar y saltar en todo el concierto y que solo flojeo con algunos temas más cercanos al blues rock de su discografía como “In One Ear” o “Ain't No Rest for the Wicked”.

cage the elephant 2017 barcelona

Los estribillos pegadizos y las guitarras aceleradas de Nick Bockrath fueron los protagonistas de una primera parte del concierto que mostró lo que iba a ser el devenir del show, continuas visitas a sus dos últimos discos de estudio y cambios de ritmo para darnos unos 15 minutos memorables al concatenar “Take It or Leave It”, “Too Late to Say Goodbye”, “Cold Cold Cold” y “Trouble”. Tras ellas, ya con Matt Shultz despojado por fin de su chaqueta empapado de sudor, la banda mantuvo el nivel con temas como “Mess Around”, “Punchin' Bag” o “Back Against the Wall”, en los que los teclados y especialmente la batería tomaron un protagonismo mayor, justo antes de despedirse con la psicodélica “Come A Little Closer”.

2017 cage the elephant Barcelona

Ante una sala entregada, los americanos volvieron al escenario para interpretar una fiel versión algo ralentizada en ritmo de “Mary Jane's Last Dance” de Tom Petty, que concatenaron magistralmente con la delicada “Cigarette Daydreams”, uno de sus mayores éxitos. Tras esos momentos de leve calma, y sabedores de que manejaban el ritmo del show a su antojo, optaron por tocar la animada “Shake Me Down”, que supuso un nuevo subidón previo a la despedida final en forma de rave con “Teeth”, en la que un Matt Shultz descamisado se lanzó al público y bailó en lo alto de unas primeras filas que le ayudaron en su stage diving particular.

Así pues, noche redonda la vivida en la Sala Apolo, que nos dejó el regusto de haber disfrutado uno de los conciertos del año en pleno mes de febrero (poniendo por cierto el listón muy alto para el resto de 2017) y que nos permitió certificar todo lo bueno oído sobre el directo de la banda norteamericana Cage The Elephant, a la vez que nos descubrió una banda a seguir muy de cerca en los próximos años como Twin Peaks.