Indian Summer Festival 2014 – 14 de Junio 2014 (Broek op Langedijk)

Este fin de semana tuvo lugar en el noroeste de los Paises Bajos la decimocuarta edición del Indian Summer Festival, que durante dos dias atrajo a la mas granado del panorama independiente holandés como Kensington, Chef Special o Jett Rebel, pero que también contó con artistas internacionales de renombre como Lily Allen, Crystal Fighters, Underworld, Birdy o Tom Odell, todo bajo un paraje inmejorable como la laguna de Broek op Langedijk.

Indian Summer 2014 - Underworld

La banda encargada de abrir el festival fueron Town of Saints, grupo formado por el holandés Harmen Ridderbos y la violinista finlandesa Heta Salkolathi que ofrecieron un concierto fresco y divertido en el que presentaron su primer disco Something to Fight With. Mas allá de las recurrentes comparaciones con Arcade Fire o Mumford and Sons, su directo les acercó a vertientes mas intimistas y su final del concierto fue sin lugar a dudas de lo mejor del festival, con su cantante interpretando entre el público los últimos dos temas acompañado de su guitarra y micro. La entrevista que les hicimos nada mas finalizar el concierto (que podreís leer en los próximos dias) nos hizo perdernos el concierto de sus paisanos Taymir, joven banda que está dando mucho que hablar por estos lares, y de Di-rect, a los que solo pudimos escuchar los últimos temas de su concierto para constatar que su estilo de soft rock similar a Snow Patrol triunfa entre las masas, pero poco aporta en cuanto a novedad u originalidad.

Indian Summer 2014 - Chef SpecialTras ellos pudimos ver en el escenario principal a la banda holandesa que mayor número de seguidores arrastra, Chef Special, cuyo concierto supuso una agradable sorpresa ya que los temas escuchados anteriormente (y su apariencia) nos recordaban a una versión flamenca de El Canto del Loco, pero su show sirvió para mostrar una banda mucho mas rockera que incluso flirtea con el hip&hop y que se aleja del halago fácil. Probablemente esta actitud y guitarreo hicieron que los dos siguientes conciertos quedasen un poco descafeinados, ya que Jaqueline Govaert mostró poco mas que una agradable y dulce voz, con un show bastante insípido anclado bajo las notas de su piano, mientras que a Joost Zweegers, cantante sobre el que se esconde el proyecto Novastar, se le hizo demasiado grande el escenario principal y ofreció por momentos un cocierto repetitivo en el que el exceso de instrumentros lastraba su característica voz. Sin embargo, cualquier posible crítica hacia ellos queda empequeñecida ante el plano y prescindible espectáculo electrónico que ofrecieron Showtek, que se dedicaron a realizar una sesión propia de discoteca estival con unos ritmos cargados de bajo repetitivos y que solo sirvió para calmar los ánimos de aquellos espectadores que acudian al festival en busca de subidones con los que acompañar sus ganas de fiesta y alcohol (que por cierto no eran pocos..).

Cerca de las 19:00 empezaban los conciertos de renombre de esta jornada con la inglesa Birdy. Bajo el amparo del éxito internacional de su disco de debut, la joven artista ofreció un concierto que destacó por su gran calidad en el sonido (especialmente el de su voz y el de la banda que le acompañaba) y por la interpretación casi perfecta de dos versiones, "Young Blood" de The Naked and Famous y "Skinny Love" de Bon Iver, que hicieron las delicias del público. Ante el exceso de volumen y electrónica que Yellow Claw ofrecian en el escenario pequeño, decidimos esperar a que Tom Odell hiciese su aparición en el escenario principal sentados en el cesped, lo que supuso un handicap en cuanto el show comenzó, ya que pese al ímpetu con el que el también inglés aporreaba el piano, sus canciones no conseguian transmitir ese punto de emoción que les caracteriza. Tras unos primeros 30 minutos en los que el show demostró una linealidad peligrosa, el de Chinchester intentó rescatar el show con la interpretación de temas mas animados que recordaban al sonido de los 50, a la vez que recuperaba su gran éxito "Another Love", con lo que la impresión final resultó mas positiva de lo que realmente habia sido su show.

Indian Summer 2014 - Novastar

El gran reclamo del dia en el escenario pequeño eran los ingleses Chase & Status, que en su versión DJ Set y acompañados por su habitual MC Rage, no defraudaron ofreciendo una lección de como mover y hacer bailar a la gente sin caer en la repetición o en los temas del momento.. La compenetración entre Chase (Saul Milton) y el MC, que además llenó el escenario con sus continuos movimientos, fue tal que pasados 45 minutos el show seguia mostrando la frescura de los primeros minutos. El gran aplauso que recibieron al final demostró que sin lugar a dudas habian acabado como uno de los grandes triunfadores del día. Todo lo contrario que Underworld, gran cabeza de cartel de la jornada que nos torturó con un concierto insulso y lineal en el que solo el histrionismo y el postureo de Karl Hide rompian la monotonia. Con una electrónica repetitiva que solo parecia una mala versión de los magistrales Orbital y unos audiovisuales mas propios de principios de los 90 que de la actualidad, el concierto se convirtió en una cuentra atrás a la espera del éxito "Born Slippy", que fue la última del setlist y demostró que sigue siendo un éxito atemporal capaz de reanimar un muerto (en este caso una audiencia dormida) gracias a su memorable estribillo. Así pues, notable primera jornada en la que el gran fiasco de Underworld quedó camuflado por las agradables sorpresas de los holandeses Town of Saints y Chef Special, y en especial por la gran calidad en sus estilos de los cocniertos de Birdy y el set de Chase&Status. 

Indian Summer 2014 - Tom Odell