Deafheaven – 9 de marzo de 2016 (Paradiso- Amsterdam)

Con uno de los mejores álbumes del 2015 sobre el brazo, los estadounidenses Deafheaven aterrizaban en la sala Paradiso de Amsterdam para presentar por primera vez en Holanda el aclamado New Bermuda.

Myrkur - 9th March 2016 Paradiso Amsterdam

Los encargados de abrir la noche fueron Myrkur, formacion danesa liderada por Amalie Bruun, que ha formado parte de bandas indie y dream pop como Ex Cops o Minks. Y es precisamente esa extraña mezcla de Dream pop con black metal la que hace de Myrkur una propuesta a seguir, primero porque resulta mucho más accesible que el black noruego de los 90 y después porque la mezcla de sutileza y rabia contenida se ve reflejada en un directo cuidado pero con suficiente potencia como para mantener intrigada a una sala durante 45 minutos. Para los que somos más neófitos en las propuestas más metal, destacamos los pasajes sonoros claros y cristalinos que evocan a atmósferas relajadas, pero sin embargo, sorprende para bien la rapidez con la que voces guturales o las distorsiones en las guitarras aparecen en el conjunto sin desentonar.

Deafheaven - 9th March 2016 Paradiso Amsterdam

Los grandes protagonistas de la noche saltaron al escenario liderados por el activo George Clarke, que con sus continuos movimientos y poses consiguió involucrar a toda la sala en su propuesta en un periquete. Solo cinco temas tiene New Bermuda, pero que cinco temas y que manera de interpretarlos en directo, con una contundencia y calidad que demuestran el por qué los americanos son una de las bandas con mejores críticas en directo. Pobres de aquellos que se olvidasen los tapones para los oídos, porque entre en la batería de Daniel Tracy y los gritos ásperos George Clarke, el volumen global hace que el sonido traspase límites insospechados, taladrando tu cerebro con una propuesta que engancha a la vez que incomoda. 

Deafheaven - Amsterdam Paradiso 9th March 2016

Para deleite de un público tranquilo de mediana de edad, de vestimenta heterogénea y que prefirió el headbanger a cualquier tipo de moshpits o pogos, las canciones de su último trabajo fueron cayendo una tras otra, destacando "Luna" y "Baby Blue", sobre todo por la mayor presencia de bajo y efectos a las guitarras que aproximan la propuesta a vertientes más cercanas al post-rock que al black metal. Tras casi 40 minutos llenos de fuerza, New Bermuda llegaba a su fin y para nuestro gozo aun habría tiempo para dos bises como "Sunbather" y "Dream House", con los que la locura finalmente se desataría en una sala que cayó rendida a la propuesta de los norteamericanos. Deafheaven tienen uno de esas propuestas en directo que no hay que perderse pese a que no se sea un fan del metal, ya que su calidad y contundencia sirven como salvoconducto ante cualquier reticencia inicial. Deafheaven molan y mucho…