Jack Daniels Tennessee Tour – 24 de noviembre de 2012 (Placa Buigas – Barcelona)

El pasado sábado 24 de Noviembre, la firma americana de bourbon Jack Daniel's ofrecia en la ciudad de Barcelona la segunda parada del Jack Daniel's Tennessee Tour, una gira que lleva a los catalanes Sidonie y los valencianos La Habitación Roja por hasta tres ciudades españolas para presentar un viaje conjunto que hicieron a Nashville, cuna de la mítica marca de whisky, con el fin de encontrar los orígenes del brebaje y ya de paso,  intercambiar opiniones musicales.

La Habitación Roja - Sidonie - Jack Daniels Tennessee Tour

El evento, que se celebró enla carpa situada en la plaça Buigas de la montaña de Montjuic, empezó con la emisión de un documental promocional en el que se mostraba a modo de road movie la experiencia por parte de ambos grupos, pudiéndo observar así su idílica visita a la fabrica original de Jack Daniel's, las imágenes de su concierto nocturno en un pub de Nashville e incluso unos pequeños momentos de sinceridad absoluta (probablemente auspiciada por la ingesta continuada de la marca promocional) en el que ambos grupos afirmaban sin rubor que en los primeros encuentros entre ambos, allá por el año 2000, no se tragaban en absoluto. También merece la pena destacar que pese a ser un evento publicitario, y que el acceso al mismo se conseguía con un par de clicks a través de facebook, el aforo permitido era el perfecto para disfrutar del espectáculo, sin ningún agobio ni cola innecesaria. Así que desde estas líneas, felicitar a la organización del evento pues es un gustazo poder gozar con un evento de esta calidad en estas condiciones.

Tras 30 minutos de película, los dos grupos aparecieron de manera conjunta sobre el escenario para abrir la noche con el mítico tema de David Bowie "Heroes", que sonó a las mil maravillas con la acumulación de instrumentos que había en la tarima.. Una vez los catalanes abandonaron el escenario, La Habitación Roja empezó su setlist con otra versión, en este caso "Teenage kicks" de The Undertones, para posteriormente empezar con sus temas de cosecha propia. Así se sucedieron de manera magistral dos temas de su nuevo disco, "El resplandor" y "Siberia", para posteriormente dar paso a uno de los momentos mas emotivos de la noche, que llegó cuando Jorge empezó a cantar una de las versiones habituales de su repertorio, el "Que tinguem sort" de Lluis Llach, que fue respetado y coreado por la gran mayoría del público, lo que probablemente hizo que el tema posterior, el también mítico "Love will tear us appart" de Joy Division significase un baño de masas para los valencianos, que dejaron una hermosa versión guitarrera del tema.

La Habitación Roja - Jack Daniels Tennessee Tour 2012

De nuevo centrados en su repertorio, demostraron que Indestructibles es probablemente uno de los temas mas redondos de toda su carrera, lo que hizo que el público enloqueciese y corease a capella el estribillo. Quizás por ello, sus dos siguientes temas, "Eje del Mal" y "Hoy" quedaron un poco descafeinados a pesar de sus pegadizos estribillos y el empeño de Jordi Sapena a los teclados y guitarra. De todas maneras, el grupo pareció observar ese pequeño bache y con una excelente interpretación de otro de sus himnos, Hoy, preparó al público para la mascletá final, una impresionante versión (escenografía de Jorge a lo Morrisey incluida) del "There Is A Light That Never Goes Out" de The Smiths y "2ª Oportunidad", tema propio que interpretaron junto con Sidonie y que supuso el broche de oro a una actuación sublime. Este verano (FIB y Low Cost) ya os avanzábamos que probablemente sean el mejor grupo nacional en directo en estos momentos y la verdad es que no defraudaron.

Tras unos pocos minutos de inpass, Sidonie retornaba al escenario para interpretar buena parte de los éxitos de su mas reciente repertorio. Así sonarían como un torrente "La sombra", "Fascinado", "Un día más en la vida", "Nuestro baile del viernes" o la coreadísima, sobre todo por la féminas de las primeras filas, "El incendio". Es cierto que todos estos temas tienen un ritmo y una eficacia en directo asombrosa, pero su concatenación y sonido profesional hizo que por momentos echásemos en falta aquellos Sidonie primerizos capaces de asombrar tanto por sus actos, como por sus disfraces o por temas como "Sidonie goes to Varanasi" o "On the sofa", que sinceramente no entiendo por que han salido de su repertorio. Mención a parte merece la versión que hicieron del "My generation" de The Who, con un Jess superlativo en las voces, así como la fuerza con la que sonó (con  tirón de orejas previo a LHR por no interpretar su versión de La costa azul) la batería de Axel y la voz de Marc en esa maravilla sonora que resultó "Dias de vino y rosas", con la aprobación de sus interpretes originales  en forma de saltos y gestos desde el lateral del escenario.

Sidonie - Jack Daniels Tennessee Tour 2012

Al igual que en el caso de los valencianos, Sidonie ofreció un final de concierto cargado de éxitos reconocibles. Primero entonarían una versión castellanizada del rompepistas "Kids" de MGMT, que pese a lo poco acertada que resultó en lo que se refiere a la letra, fue un vendaval en lo sonoro, con unos efectos en guitarras y, sobre todo bajos, que hicieronq ue no se echará en falta el característico sintetizador de los interpretes originales. Con los primeros acordes de "La costa azul", Jorge de La habtación roja volvió a hacer presencia sobre el escenario para mostrar una pequeña parte de su versión del tema, mucho mas pausada en los estribillos que la de los catalanes, aunque al final la mayor parte del tema sonó en su versión original interpretada por Sidonie. Cuando creíamos que pocas cosas nos podían sorprender, el último tema del repertorio sirvió como colofón a una noche impresionante. Bajo los acrodes de "Get It On" de los T.Rex y con la más que probable influencia de una ingesta continuada del liquido patrocinador, Jorge ofreció su versión alocada subiendo y bajando del escenario,  lo que hizo que se pegase un pequeño batacazo (sin aparentes consecuencias) al caerse al foso en uno de sus saltos, para acabar subiéndose a un pequeño entarimado e incluso lanzar su guitarra contra la batería de un atónito José Marco, cerrando así cerca de dos horas y medio de espectáculo en el que se constató el buen rollito y lo fructífero de un viaje que ha servido para unir un poco mas a dos de los grupos mas representativos del indie nacional.