Primavera Club 2017 – 20 al 22 de octubre de 2017 (Sala Apolo – Barcelona)

Hay veces que uno planea con bastante antelación su asistencia a un evento musical. Hay veces en el que incluso nos vemos forzados debido a la premura con la que salen a la venta entradas para conciertos con sold-out asegurado que se celebrarán el año que viene.. Y hay ocasiones en la que a última hora todo se va al garete impidiéndote disfrutar de ese concierto que esperabas con ganas, como le sucedió a quien escribe estas líneas, que tuvo que realizar su mudanza rápidamente el fin de semana del Primavera Club 2017, acabando tan derrotado que no pude asistir a la jornada del viernes (Por cierto con excelentes críticas de nuestros compañeros de prensa para Starcrawler, Girl Ray y DBFC) y apenas pude disfrutar de la mitad de shows de sábado y domingo.

Primavera Club 2017 - Yellow Days

George van den Broek de Yellow Days, Primavera Club 2017 – Foto realizada por Víctor Ramos para Indieófilo©

Así pues nuestra entrada a la edición de este año del festival, y por tanto a la remodelada La [2], iba a ser con el jovencísimo británico George van den Broek, o lo que es lo mismo, su proyecto Yellow Days. Su mezcla de soul y blues melodico en la que lo mismo se atisban detalles de Ray Charles que de Mac Demarco o sobre todo su compatriota King Krule, conquistó con su peculiar voz a una sala que se metió de lleno en el show desde el primer tema, el acogedor “A Little While”. Con un setlist principalmente centrado en su único disco publicado Harmless Melodies (2016), también pudimos escuchar algunos adelantos de su nuevo disco Is Everything Okay In Your World? (2017) que saldrá a la venta esta semana como “Holding On” o la onírica “Hurt in Love”.

Primavera Club 2017 - Amber Coffman

Amber Coffman, Primavera Club 2017 – Foto realizada por Víctor Ramos para Indieófilo©

Con cuidado de no caernos en las poco iluminadas nuevas escaleras de acceso a la sala principal del Apolo, subimos raudos al encuentro del gran nombre consagrado de esta edición, la norteamericana Amber Coffman, que tras dejar Dirty Projectors se ha centrado en su carrera en solitario presentando este verano su primer disco en solitario City of No Reply (2017). Acompañada de una banda que sonó a las mil maravillas, el suyo fue un concierto quizás demasiado lineal, con un pop muy melódico que invadió todo y en el que la cálida voz de la tejana fue la absoluta protagonista durante buena parte del show. Los mejores momentos llegaron con las percusiones y sintetizadores de “Nobody Knows” o los ritmos caribeños de “City of No Reply”.

Gabriel Garzon-Montano - Primavera Club 2017

Gabriel Garzon-Montano, Primavera Club 2017 – Foto realizada por Víctor Ramos para Indieófilo©

La gran apuesta nacional de esta jornada eran los vascos Vulk, llamados a dominar la escena post punk en los próximos años. Con una energía desbordante, especialmente la de su cantante Andoni de La Cruz, los bilbaínos se comieron el escenario de La [2] en poco más de treinta minutos que pasaron fugaces como un rayo, recordando por momentos para bien a unos Fat White Family patrios gracias a algunos temas de su primer LP Beat Kamerlander (2017) como “Something Internal” o “Zaldia Burning”. De vuelta a la sala principal, el neoyorquino Gabriel Garzón-Montano arrancaba su concierto con unas palabras en castellano para inmediatamente lanzarse a mostrar su mezcla de pop, R&B, electrónica, funk e incluso soul que lo mismo suena a James Blake, Anderson .Paak e incluso Prince. Su minimalista y cuidado concierto fue una delicia donde su voz se fue modulando entre delicada y estridente según el tema, para desengranar poco a poco su genial disco Jardin (2017) y acabar el concierto con una cumbia.. Su único pero fue el abuso de las bases pregrabadas, ya que estamos seguros que su espectáculo hubiese ganado bastantes enteros de haber tenido una percusión detrás.

Low Island - Primavera Club 2017

Low Island, Primavera Club 2017 – Foto realizada por Víctor Ramos para Indieófilo©

Ya en la jornada del domingo el primer bofetón vendría de la mano de los escoceses Happy Meals, cuyo sonido en directo gana en potencia con respecto a los singles que hemos escuchado de ellos en los últimos meses. De la mano de una Suzanne Rodden magistral que lo mismo canta en inglés que en francés, su concierto fue virando de la psicodelia de Peaking Lights a la electrónica de Crystal Castles. Fue una pena que su concierto empezase con retraso, lo que hizo que los minutos finales del mismo se solapasen con el inicio de Low Island en la sala principal, ya que con el ritmo in crescendo su final pintaba a apoteósico, pero la presencia de los ingleses en la sala grande bien merecía correr el riesgo.. Los de Londres no habían tocado hasta el momento fuera de Gran Bretaña y por eso había tantas ganas de comprobar si todo lo bueno que habían ido colgando en su Soundcloud era una realidad. Con un estilo muy variable que por momentos recuerda a Wild Beast o Glass Animals y en otros incluso a una versión light de Radiohead, poco a poco se fueron ganando a una sala que tardó en entrar a su propuesta. Bailes contenidos y estribillos pegadizos fueron la norma de un concierto en el que destacó especialmente la rítmica “Holding it Down”.

Aurélie Cocaine Piss - Primavera Club 2017

Aurélie de Cocaine Piss, Primavera Club 2017 – Foto realizada por Víctor Ramos para Indieófilo©

El regusto de calma y sosiego duraria mas bien poco al bajar de nuevo a La [2], donde los belgas Cocaine Piss pusieron todo patas arriba con un conciertazo de punk clásico en el que destacó especialmente su cantante Aurélie, que se pasó más de ¾ partes del concierto cantando desde el público. Esa improvisación típica del punk hizo que por momentos su conciertos titubease en ritmo, pero el buen hacer de su bajista Julien Diels o temazos como “Piñacolalove” mantuvieron el directo de los valones a flote.

Superorganism - Primavera Club 2017

Superorganism, Primavera Club 2017 – Foto realizada por Víctor Ramos para Indieófilo©

Con el festival llegando a su fin, era el momento del gran nombre de esta edición, el colectivo multicultural Superorganism. Entre pantallas de proyecciones, purpurina y colores por doquier, su pop electrónico fue invadiendo paulatinamente una sala principal del Apolo que sorprendentemente no llegaba ni a la media entrada. Liderados por la candidez de su cantante Orono, el suyo fue un concierto alegre y desenfadado que por momentos recordaba a The Go Team!, Animal Collective o incluso The Polyphonic Spree gracias a unos coros muy acertados y a la psicodelia de las proyecciones. Es cierto que por momentos cuesta tomarse en serio su propuesta por el exceso de escenografía, pero también hay que reconocer que en cuanto suenan temas como “Something for your M.I.N.D.” o “It’s All Good” resulta imposible no quererlos a muerte. Su presencia en el Primavera Sound 2018 a altas horas de la noche sería un puntazo..