FIB 2012 – 14 de julio de 2012 (Benicassim)

Tras el mal sabor de boca dejado por la jornada del día anterior, en especial por el decepcionante concierto de Dylan, el festival se disponía a vivir la noche de redención, en especial para la mayoría del público británico, que desde primeras horas de la tarde andaba especialmente revolucionado ante los inminentes conciertos de Noel Gallagher y The Stone Roses.

Ya desde el primer concierto de la tarde se pudo observar que el ambiente era completamente festivo y bien que lo supieron aprovechar a su favor los dublineses Delorentos. Con Ronán y Kieran alternándose perfectamente a las voces, el grupo irlandés ofreció una buena dosis de pop-rock ligero, interactuando constantemente con el público (mítico su momento tarareando cual hinchas futboleros el simple Oe Oe Oe Oe propio de cualquier estadio y que por cierto cantaron al unísono británicos y nacionales) y demostrando que "Little Sparks" suena tan bien en directo como las canciones que les llevaron a la fama del disco You Can Make Sound. Su puesto lo ocuparon a continuación en el escenario Maravillas los newyorkinos School of Seven Bells, que pese a actuar a unas horas nada acordes para su dream-pop oscuro lleno de efectos, resolvieron la papeleta con nota. La voz de Alejandra Deheza se combinó a la perfección con las guitarras distorsionadas de su compañero y líder de la banda Benjamin Curtis, para desgranar casi al completo su nuevo álbum Ghostbury, que en su versión en directo derivó hacia ciertas reminiscencias Shoegaze, sin perder por ello la fuerza que le hace ser candidato a uno de los discos del año.

School of Seven Bells - FIB 2012

Jessie J era la próxima en actuar en el escenario principal, y pese a que su escenografía y puesta en escena eran de lo más seductor, no conseguían camuflar los defectos musicales de la ídolo de jovencitas británicas. Así pues, optamos por realizar un recorrido por el resto de escenarios a la espera del primer gran nombre de la noche, Noel Gallagher. En el escenario Fib Club los británicos Fujiya&Miyaji ofrecieron quizás el concierto mas descafeinado del día, faltos de fuerza y con unos problemas de sonido brutales que hacían que las guitarras se solapasen en exceso con una debil voz.. Ante este panorama y con la posibilidad de ver la actuación a pocos metros de Robyn Hitchcock & The Venus 3, decidimos trasladarnos al escenario Trident para disfrutar del exlíder de The Soft Boys, que bajo un atuendo horroroso (camisa y guitarra a topos a juego, ofreció un concierto magnífico. Su repertorio incluyó tanto canciones en solitario como éxitos de sus bandas anteriores (especialmente centrado en su época de The Egyptians) y el público respondió a las mil maravillas llenando poco a poco el escenario, siendo bastante comúnes los comentarios y alabanzas a la gran calidad musical de la banda que se hace acompañar (varios exmiembros de REM y Ministry).

Robyn Hitchcock - FIB 2012

Minutos después y sobre el mismo escenario pudimos disfrutar de uno de los conciertos mas memorables de todo el festival. Bajo los acordes de punk-rock de los setenta que les caracterizan y que suponen la mezcla perfecta de The Jam y The Clash, Buzzcocks demostraron que el punk sigue siendo cuestión de actitud y pese a su edad se hicieron con el escenario y el público desde el minuto 1 de su concierto. Un sonido perfecto y arollador, con una mención especial para las dos guitarras que sobresalieron sobre el resto, permitió a muchos jóvenes acercarse a las letras combativas y la musicalidad que inundaron las islas británicas a finales de los 70. El final con la mítica "Ever Fallen in Love?" coreada y bailada al unísono por una masa enfervorecida, quedará para la historia del festival como uno de los momentos de esta decimoctava edición.

Buzzcocks - FIB 2012

Con el público todavía corriendo cual manada de ñus hacia el escenario principal, el exlíder de Oasis Noel Gallagher presentaba su proyecto High Flying Birds ante una masa enfervorecida a la que tenia a sus pies antes de empezar el show. El concierto empezó con la canción de la banda que le llevó a la fama "(It’s Good) to be free", con la que consiguió unir para la causa a los pocos escépticos que habían entre el público. A partir de aquí sucesión de canciones de su único álbum en solitario, perfectamente interpretadas por una banda que suena a las mil maravillas (¡¡que gozada de percusionista!!) y entre las que destacaron la sucesión de "Dream On" y "If I Had a Gun". Cuando el concierto empezaba a a decaer en instensidad, el de Manchester volvió a hacer uso de los grandes temas de su anterior banda, primero con la menos conocida "Half The World Away" y posteriormente con dos himnos para finalizar como "Whatever" y "Don’t Look Back In Anger", que hicieron que el mayor de los Gallagher se llevase la ovación mas cerrada de lo que llevábamos de festival.

Noel Gallagher - FIB 2012

Con poco menos de 15 minutos de diferencia, aparecían sobre el escenario los otros habitantes de Manchester, aun más esperados que el anterior ante los más de 10 años que llevaban sin realizar una gira conjunta. The Stone Roses, con un apagado Ian Brown al frente, comenzaba su concierto con "I Wanna Be Adored", canción con la que el público británico se volvió loco y que sirvió como arranque de un karaoke casi infinito hasta el final del concierto. Con una calidad de sonido bastante deficiente, en la que las guitarras destacaban sobremanera sobre la débil voz de The Monkey Man, y unos ingenieros de luces y producción de imágenes que parecían contratados por un enemigo, los mancunianos fueron poco a poco desgranando la mayoría de las canciones incluidas en su maravilloso disco homónimo de 1989. Sin embargo, todo pareció encajar mágicamente para las últimas canciones de su repertorio, con una emocionante "Made of Stone", el interludio de "This is the One" y la traca final para locura de todos sus fans que formaron "She Bangs The Drums" y "I Am The Resurrection". La percepción de un concierto que podía haber sido un desastre paso a dejar como mínimo un buen sabor de boca ante un final tan emocionante como una tanda de penalties cuando tu equipo se juega algo..

The Stone Roses - FIB 2012

Con el tiempo justo para ver la inmensa fiesta que Dizzee Rascal montó en el escenario Trident, (solo pudimos escuchar la genial "Bonkers" con la que finalizó el concierto), nos preparamos para el fin de fiesta de la tercera jornada del festival, protagonizado por los canadienses Crystal Castles en el escenario Maravillas. Quizás el echo de haberlos visto en sus últimas visitas en España, o el cansancio reinante, hicieron que su show nos pareciese el mas aburrido y monótono de cuantas veces les hemos visto. Es difícll no venirse arriba cuando un concierto empieza con la excepcional Baptism, pero el bajón posterior, fomentado por un sonido con poquísima potencia y una Alice que perdía demasiadas fuerzas en sus continuas escapadas a un lejano público, hicieron que las masas se fueses marchando poco a poco a otros escenarios, sin llegar a ver por ello el abrupto corte con el que cerraron su concierto cuando se llegaban exactamente a las 4 de la mañana..

Crystal Castles - FIB 2012

Sin fuerzas para poder disfrutar de las sesiones de los DJ’s presentes (aunque la potencia de sus equipos hacían que se escuchasen hasta primeras horas de la mañana en hoteles y campings de todo Benicássim), dejábamos el recinto de conciertos a la espera de una última jornada en la que New Order y The Vaccines aparecen como grandes reclamos para el público independiente..

Todas las fotos que acompañan al artículo han sido extraidas del perfil público del FIB en facebook