Super 8, nostalgia de los 80

Vamos a iniciar la andadura cinéfila con Super 8, la película dirigida por J.J Abrams (director de Star Trek  XI, y creador de la popular serie "Perdidos") con la colaboración de Steven Spielberg en la producción.

alt

Ante todo, tengo que decir que la película me ha gustado mucho si bien, me ha sorprendido poco. Suena contradictorio pero voy a tratar de explicarlo. Cuando uno acaba de ver este film no puede dejar de recordar las famosas películas infantiles que, a muchos de nosotros nos marcó para siempre, como es el caso de E.T y Los Goonies. Y es que, parece que Abrams aconsejado por Spielberg haya recopilado las ideas y clichés más impactantes de esas películas para aunarlas y soltarlas escena a escena en esta película ya del siglo XXI. Hasta la escena del tren recuerda a las grandes destrucciones de las pelis de Indiana Jones.

No podía faltar tampoco en una película con toques Spielbergnianos, los mensajitos subliminales de buena fe. En mi caso encuentro dos mensajes clarísimos:

1.- ¡Chicos! Las drogas son malas -> cuando el chico de la tienda de fotos se queda "colgao" en el coche mientras pasa lo que pasa en el exterior…

2.- Chico… la vida sigue y tienes que continuar adelante aunque duela haber perdido un ser querido -> moraleja de la escena final.

Podríamos entrar en más detalles de la película que no han sido muy cuidados (esto lo tenía que decir, cómo leches un tío sólo puede escapar de una prisión militar que están en una misión de alto secreto…), pero ahora vamos a dar paso a lo bueno. La película en sí, es entretenida y … ¡bonita! Sí, bonita, aunque suene cursi decirlo. Aporta frescura con los diálogos de ese casting de niños aventureros tan bien seleccionado, ojito a la hermanita de Dakota Fanning que promete.  Y por supuesto, está magistralmente rodada, con una técnica muy buena y escenas muy muy elaboradas como es el descarrilamiento del tren (que aún siendo un pelín exagerada, es ¡espectacular!) y la de la gasolinera, que te pone los pelos de punta con esos encuadres que sólo te permiten ver lo que el director pretende en ese momento.

alt

Por lo tanto, para mí, una de las películas más entrañables del año que recomiendo sobre todo para gente que disfrutó de pequeñito con las grandes aventuras de los 80. Esperando ya qué nos deparará Abrams con su próxima obra, hay que reconocer que todo lo que lleva su nombre, es garantía de éxito.