Entrevista a The Gift

Días antes de ofrecer tres conciertos en Pamplona, Zaragoza y Barcelona, hablamos con John Gonçalves (bajo y teclados en The Gift) sobre su último disco Altar (2017), sobre cómo ha sido trabajar con un mito como Brian Eno o sobre la actualidad de Portugal.

The Gift

The Gift – Fotografia realizada por Hans Peter van Velthoven

– Tras dos álbumes consecutivos como Explode (2011) y Primavera (2012), casi cinco años para volver a disfrutar de temas nuevos. ¿Qué os ha  impulsado a lanzar ahora Altar (2017)?

J: Altar es un disco hecho en varios años que empezamos a grabar pienso que en 2013… O sea el proceso es lento porque teníamos que trabajar con los timings de un productor como Brian Eno y eso siempre retrasa el proceso. Además de esa situación, por primera vez enseñamos el disco al público con tres singles que salieron mucho antes que el disco. ¡Todas estas situaciones te llevan a que al final el disco salga en mayo de 2017!

– ¿Que ha supuesto para vosotros el colaborar como un mito como Brian Eno y que creéis que ha aportado el en este disco?

J: Para nosotros representó la mayor y mejor experiencia en estudio de nuestra vida, así de sencillo. Brian en este disco, además de ser productor, escribe las letras y las canciones con Nuno y Sonia, toca y canta en todo el disco y por tanto es obvio que él es un elemento más a la hora de componer, tocar, dar ideas y al mismo tiempo era por encima de todo un productor, en la esencia más fuerte de la palabra.  Era el que orientaba el barco de nombre Altar con Nuno, y eso es una gran diferencia con respecto a lo que teníamos antes, donde mayoritariamente Nuno que hacia todo solo.

– Con total sinceridad, y reconociendo que en temas como "Malifest" o "I love it all" se nota la mano de Brian, en la mayoría de la canciones se mantiene la esencia The Gift, lo que habla muy bien del nivel de compenetración productor-banda. ¿Ha sido fácil conseguir ese equilibrio? 

J: La verdad es que es muy difícil que alguien – sea quien sea – consiga retirar la esencia de The Gift porque eso es lo más importante en una banda. Su identidad, su arte y su manera de pensar. Brian desde el primer momento no quería cambiar todo, si no trabajar con nosotros, disfrutar de la experiencia y juntos producir algo con lo que estuviésemos a gusto. Ese equilibrio que hablas es algo que sucedió en todos los días en el estudio, porque si Brian nos daba una idea buena, la hacíamos y si Nuno contraponía a una buena idea de Brian con otra mejor, Brian la aceptaba con alegría. La relación en estos casi 60 días de estudio con Brian fue equilibrada, artísticamente desafiante y muy tranquila, porque no somos niños trabajando por la primera vez en un disco. Tenemos más de 20 años de experiencia como banda y Brian mucho más que eso, por tanto con el respecto que nos tenemos era obvio que íbamos mantener la esencia, pero estoy de acuerdo en que “Malifest” tiene rasgos estéticos que se asemejan mucho a su estilo.

John Golcalves - The Gift

John Gonçalves de The Gift – Fotografia realizada por Hans Peter van Velthoven

– ¿Consideráis que la presencia de Eno os ha abierto puertas en el mercado anglosajón?

J: Esta cuestión de lo mercado anglosajón es algo que no pensamos mucho, porque antes de Brian ya tocamos varias giras en América, solos, con bandas como The Flaming Lips o con artistas como Anna Calvi, pero entiendo que la prensa ahora preste más atención a una banda portuguesa, que antes llamaba la atención pero no con tanta determinación como ahora. Ahora Brian Eno no es el productor de moda de los niños de 15 años, muchos de los periodistas musicales de 18-20 años conocen a Brian Eno, pero para ellos no es la referencia que significa para nosotros. Además, siempre hablando de abrir puertas en un mercado muy específico, un mercado más pequeño, que no es el mismo de U2 o Coldplay, con quien Brian ha trabajado. La verdad es que en pocos meses hemos tocado en Ámsterdam, Groningen, Austin, Londres, Brighton, Berlín y en Central Park en New York, que era un sueño que teníamos desde hace tiempo, y eso que solo estamos empezando a presentar este disco en el extranjero. Me imagino que 2018 será el año que más gente de fuera de la península Ibérica vea The Gift en directo.

– Tras varias escuchas al disco, da la sensación de que los temas son completamente independientes entre sí, sin un nexo de unión, consiguiendo además que las 10 canciones parezcan temas con mucha pegada que funcionarían de maravilla como singles. ¿Es solo nuestra impresión o ha sido un efecto buscado?

J: Eso significa que las grabaciones de Altar fueron estéticamente muy abiertas, que The Gift son un grupo con una identidad fuerte, con una voz y unos músicos de lo mejor que hay en el planeta, pero sin un único camino artístico definido y que Brian potenció eso sin preocuparse mucho en lo que podría ser un disco con “Clinic Hope” o “Vitral”, porque ambas vienen de un mismo entorno estéticamente abierto, amplio y libre. Yo sí que pienso que cuando escuchas el disco entero sientes que hay una unidad, que es la esencia abierta de The Gift. Lo que para ti puede ser “algo sin nexo de unión”, para nosotros es la mayor esencia de The Gift, una apertura que nos alegra muchísimo. El hecho de que todos los temas puedan ser singles significa que la composición y la manera que Nuno, Sonia y ahora Brian tienen de hacer canciones es uno de sus puntos más fuertes.

– Otra de las sorpresas de este nuevo disco es una mayor presencia en general de la electrónica, dejando un poco de lado esas orquestaciones oscuras casi épicas de vuestros inicios. ¿Es una evolución que llevabais planeando desde hace tiempo?

J: Yo pienso que Nuno quería de alguna manera salir un poco de esa estética épica que The Gift tiene – y tendrá seguro – en nuestra música. Brian también tenía la verdad interés en presentar un disco menos épico, más contenido, y al final terminamos por hacer un disco más centrado en los instrumentos y en los 8 músicos – con Brian – que estaban siempre en el estudio durante la grabación. Brian cuando llegó a Alcobaça, nuestro pueblo, y vio el enorme monasterio cisterciense, uno de los mayores de Europa, dijo que ahora entendía porque las canciones de Nuno tenían esa carga épica. Según él, ¡Era imposible no pensar a lo grande creciendo viendo ese increíble monumento!

Sonia Tavares - The Gift

Sonia Tavares de The Gift – Fotografia realizada por Hans Peter van Velthoven

– La última vez que nos vimos en Barcelona a principios de 2012, Sónia estaba embarazada y nos comentó sus sensaciones al realizar la presentación del disco en su estado. Este es el primer disco que se publica tras su maternidad, y sinceramente, tras Explode y Primavera donde su voz no tenía el protagonismo de discos anteriores mimetizándose quizás demasiado con el resto de instrumentos, ahora vuelve al primer plano en la mayoría de temas de este nuevo disco. ¿Qué le ha aportado desde el punto de vista musical el nacimiento de su hijo?

J: El nacimiento de su hijo Fausto tuvo una importancia grande, especialmente en la grabación de Primavera cuando ella estaba embarazada, y más en ese tour del que hablas pues Sonia hacia un concierto muy largo con dos partes muy distintas – Primavera y Explode. Ahora pasados ya casi 6 años desde ese último concierto en Barcelona a principios de 2012, me imagino que habrá cambiado mucho en la vida de Sonia, pero no tanto desde el punto de vista musical. Hay eventualmente una mayor sensibilidad como madre a algunas cuestiones, pero nunca entendí el nacimiento de Fausto como un matiz importante en la estética de The Gift o en la manera como Sonia desarrolla su voz en el estudio o en sus shows en directo, aunque a lo mejor en las letras que escribe sí que puede influenciar. Este disco es un disco muy importante en nuestra vida, estamos muy orgullosos de él y por supuesto queremos enseñarlo al mayor número de personas en directo, pero todo forma parte de una obra mayor que es la trayectoria de The Gift. Lo que queda para la eternidad es un conjunto de discos que tenemos y si alguien de aquí a 20 años los escucha todos va a sentir una OBRA mayor, donde poder analizar desde diversos puntos la estética musical, la estética de Sonia cantando y la estética de las dos – voz y música – juntas.  

– Resulta muy sorprendente la poca presencia en festivales tanto portugueses como españoles en un año en el que habéis publicado nuevo disco. ¿A qué se ha debido esta situación?

J: Yo pienso que es necesario entender los fenómenos de festivales españoles, portugueses e internacionales que muchas veces no casan con las fechas de salida de discos. Por ejemplo, en Portugal hicimos apenas un festival en 2017 porque el disco salió tarde para lo que es la programación de Festivales, que se cierra en Noviembre, Diciembre del año anterior. Es imposible que una banda que tenga un disco nuevo en mayo toque en un festival de verano pasado, un mes o unas semanas porque para eso que eso suceda los programadores ya deberían conocer ese disco muchos meses antes. Lo que pasa es que decidimos presentar este disco en salas un poco por todo mundo en este 2017, y en 2018 esperamos estar un muchos festivales españoles, europeos y también en América, porque ahora la gente ya conoce The Gift y a este disco. Este disco es algo que tiene que ser enseñado a las personas hasta final de 2018 y eso es lo que vamos a hacer.

– Poco a poco parece que la música portuguesa va teniendo más reconocimiento internacional más allá del fado con bandas como Capitão Fausto, el mestizaje de Fumaça Preta o incluso el reconocimiento mainstream de Salvador Sobral en Eurovision. ¿Creéis que la escena portuguesa goza ahora de mayor solidez que en el pasado? ¿No os sorprende la vuelta al uso mayoritario del portugués cuando en los 90s-00s la mayoría de bandas independientes portuguesas lo hacían en inglés?

J:  No me sorprende el uso de portugués porque esta es nuestra lengua y la gente la utiliza mayoritariamente su lengua madre en la hora de componer. The Gift es una banda que decidió ya hace 23 años utilizar mayoritariamente el inglés, el portugués en algunas canciones, y lo que para mí es más importante destacar es la vitalidad de una música portuguesa muy eclética, de mucha calidad, para muchos gustos, para muchos públicos y que obviamente tiene que salir de Portugal para sobrevivir. Hay muchos artistas portugueses que seguro están siendo escuchados en varias partes de mundo y si es posible tocarán en todo el mundo para ayudar a su promoción. Cada grupo o artista que hablas – y tantas decenas de otros – son muy distintos unos de los otros, y lo más impactante en Portugal hoy es que tenemos una escena de lo más eclético que hay en Europa y esa es la marca de la música portuguesa hoy – diversidad, cantidad y calidad que todos esperemos pueda atraer más atención internacional a cada uno de estos proyectos.

The Gift - Sonia y Nuno

Sonia Tavares y Nuno Gonçalves The Gift – Fotografia realizada por Hans Peter van Velthoven

– Siguiendo en esa línea, ¿Qué bandas portuguesas recomendaríais a un neófito en la música de vuestro país?

J: Pues Capitão Fausto que ya dijiste, Tiago Bettencourt, Savana, Nice weather for Ducks, Surma con disco nuevo, Moulinex, Luis Severo, Norton que ya tocaron en España varias veces, el fado con Gisela Joao, Rita Red Shoes, el hip hop de Slow J, White Haus que estuvieron esta semana en Francia, First Breath After Coma con quien tocamos en Ámsterdam y están tocando mucho en Europa, Noiserv, You Cant Win Charlie Brown, Linda Martini, Paus, David Fonseca, Memória de Peixe, Plastic People que tocarán en dos festivales españoles este ano y te podía decir seguro más 20/30 nombres de bandas que no tienen nada que ver unas con las otras, lo que muestra la vitalidad y el eclecticismo de la música portuguesa en 2017. Por su puesto que a nadie le gustan todas las bandas portuguesas porque son muy distintas estéticamente, pero también sé que hay varios públicos para cada una de estas bandas.

¿Tenéis alguna explicación hacia la poca colaboración y desconocimiento que hay entre las escenas musicales de dos países vecinos como Portugal y España?

J: Esa es la pregunta que venimos contestando desde hace 17 años cuando tocamos por primera vez en España. Yo pienso que esto tiene que empezar por los promotores de festivales, porque me imagino que con las discográficas ya no podemos contar. Las radios no apuestan por estéticas nuevas, cada vez más centradas en formatos muy similares de mainstream, así que yo pienso que son los festivales los que tienen que programar cada año 2, 3 o 4 proyectos del país vecino en cada festival. Vetusta Morla tocó el año pasado en el NOS Alive, que es el mayor festival portugués, y este ano tienen una fecha cerrada en la principal sala de espectáculos de Lisboa como es el Coliseu de Lisboa. Si están ahí es porque el promotor de ese festival y de ese concierto decidió apostar por ese grupo. Me parece que con tantos festivales que hay a ambos lados de la frontera, ¡la apuesta en música de cada uno de los países es la solución!

– Tras casi 25 años de carrera y haber tocado en los escenarios más importantes a lo largo de todo el mundo, ¿Que sueño os queda como cumplir como banda?

J: Quedan siempre muchos sueños por cumplir, pero el principal ahora es llevar el mayor número de personas a los conciertos de este fin de semana en Pamplona, Zaragoza y Barcelona. No tocamos en el norte de España desde hace muchos años y este es el reto principal de la semana. Después te digo que nuestro mayor objetivo para 2018 es tocar este disco en todas las salas, en giras con otras bandas en Europa y América hasta primavera y después poder tocar mucho este disco girando por Festivales que puedan ayudar a que este disco llegue a más gente. Este es nuestro sueño para 2018, y es con eso con lo que estamos soñando hoy. No somos una banda que sueña con proyectos a 3 o 4 años, pero si con lo inmediato – gira española hasta diciembre, Brasil antes de final de año y toda Europa y América en 2018. Sentimos que es nuestra obligación luchar por este disco y tocar en el mayor número de lugares que sea posible para acercarlo a más gente.

– Estos últimos meses, Portugal ha sido noticia mundial por dos situaciones bien distintas, la mejoría de la situación estatal como consecuencia del cambio político y los incendios. Con respecto a la primera, ¿Consideras que el modelo propuesto por las fuerzas progresistas portuguesas puede hacer repensar a la Unión Europea su postura respecto de los famosos PIGS y la crisis económica?

J: Lo que se pasó en Portugal es un ejemplo de cumplir la constitución y en eso Portugal dio un ejemplo al mundo. Ganó claramente las elecciones un partido que no tenía apoyo parlamentario y en nuestra constitución permite que los tres partidos de izquierdas que no ganaron las elecciones se uniesen en un pacto, formando un gobierno que hasta este momento es estable con esa mayoría parlamentaria y está haciendo su trabajo. En términos de fuerzas progresistas portuguesas, no sé si podemos ser un ejemplo para el mundo porque la verdad es que las ideologías pueden ser muy distintas a las del pasado, pero la política en 2017 no es solo ideología y tenemos que esperar a ver si las reformas que se están realizando son exitosas o si la factura de esas reformas no será pagada por los portugueses en algunos años. Yo soy un optimista y pienso que Portugal como país está en su mejor momento, pero la verdad no creo que Europa vaya a repensar su postura con respecto a la crisis económica que se vive hoy en todos los lados solo porque en Portugal haya un gobierno de izquierdas. En política todo cambia muy rápido en 2-4 años. Fíjate que Obama era un ejemplo y mira quien está ahí ahora…

The Gift Portugal

The Gift – Fotografia realizada por Hans Peter van Velthoven

– Con respecto a los incendios, que en la última ola afectaron a vuestra localidad natal Alcobaça y que también han azotado a España recientemente, ¿Que se puede hacer como músicos para ayudar a aquellos que lo han perdido todo?

J:  Hay dos cosas que se pueden hacer y pienso que ahora mismo se están realizando. Lo primero es pensar que el gobierno tiene que ayudar las familias de los más de 100 muertos por los incendios, así como ayudar económicamente a las empresas y personas que se quedaron sin nada. Es para eso que el gobierno existe por ello han decidido recientemente unos paquetes de políticas que van ayudar a esa gente. Segundo las personas, los músicos, la sociedad civil, que va a ayudar como siempre lo ha hecho y lo hizo todo el verano después del primer grande incendio, abriendo cuentas para ayudar financieramente a la reconstrucción, organizar grupos cívicos que puedan ayudar a la replantación de toda el bosque que ardió, especialmente el Pinhal de Leiria al lado de Alcobaça, y apoyar en la parte humana – fundamental – a toda la gente que estuvo cerca de esta tragedia.

Este verano estábamos tocando en Estados Unidos, y por primera vez en Portugal se hizo un concierto solo con bandas portuguesas en directo desde el Meo Arena – el mayor pabellón de Portugal – para todo Portugal, con los tres canales de televisión en directo. Nunca un solo programa se había emitido en directo para todo Portugal en los 3 mayores canales de TV, y así los músicos y los canales de TV dieron un ejemplo de unión, consiguiendo además recaudar dinero para las víctimas con las entradas vendidas y a través de las donaciones telefónicas. Los músicos y artistas siempre son los primeros a dar ejemplo, pero en Portugal hay una sociedad muy solidaria con toda esta tragedia y estamos muy unidos para cada uno hacer lo posible para ayudar a todos y para que no se repita más esto en los próximos 1000 años.

Cuestionario rápido respondiendo lo primero que se os pase por la cabeza.

1. ¿Qué disco te llevarías a una isla desierta? Por el homenaje de este ano, en el que se celebran 50 años de su lanzamiento, Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band de The Beatles.

2. ¿Dibujar o escribir? Escribir.

3. Si solo pudieses revisionar una película de una vez ¿Cuál sería? Hoy, Jackie Brown. Esta semana cumplo 43 años y me encanta la manera como Tarantino habla sobre la mediana edad. Mañana seria otra, seguro, que soy un apasionado del cine.

4. ¿Con qué instrumento te sientes más identificado? Bajo.

5. Cuando tocáis en una ciudad nueva, ¿Qué es lo primero que buscas en Internet sobre ella? Lo primero de todo, la sala dónde vamos tocar.

6. Un lugar para perderse.. Siempre tengo el concepto de ciudad como New York para perderte en mil experiencias.. Pero hoy te voy contestar algo radicalmente distinto, una playa con un bosque al lado, en el que no tienes ni idea sobre que aventuras, descubrimientos o peligros, ahí detras, con ese aire puro que existe en el sentido de estar junto a la naturaleza.  ¡Perderte en la naturaleza!

7. Si tuvieras que definir la música que hace The Gift en dos palabras serian.. Elegante y desafiante

Etiquetas