Nudozurdo – Ultra Presión (2012)

Our Rating

8

8

8

8

8

9

Ultra – Presión es la sucesión al tercer álbum de Nudozurdo, un EP de cinco temas, en el que Leo Mateos ha regrabado todas las voces de canciones extraídas de las sesiones del Tara – Motor – Hembra, no se si concebidos como un proyecto aparte, pero en ellos dan una vuelta mas a los distintos recovecos explorados por la formación.

NudoZurdo - Ultrapresión

Cementerio de errores, primer corte de este EP, es una de esas canciones que te deja noqueado al instante, es pura energía desgarradora llena de oscuridad elegante, guitarras distorsionadas y la voz de Leo Mateos golpeando con su manera de cantar, semi-hablada y melancólica… Sé justo/Sé dueño/Sé listo/Sé bueno/Sé sabio/Sé tierno/Sé barro/Sé fuego… Contigo Sin Ti”, es el tema mas intimo de este Ultra – Presión una balada con suaves guitarras, donde nos habla de relaciones intensas y extrañas, arroja algo de luz sobre las sombras ofreciendo la posibilidad de una redención de dolor, algo a lo que no nos tienen demasiado acostumbrados.

 Nudozurdo

"Chico Promo” es la elegida como single, una canción del tipo “Soy el Hijo de Dios” basada en la repetición de un ritmo denso que desemboca en un final explosivo, y en la que Leo Mateos hace una especie de sermón sobre la historia llena de matices siniestros, de un tío enganchado a vestirse de merchandising publicitario.

Hasta que se Parezca” es de esos temas de pop oscuro de letra indescriptible, y por último escuchamos “Campamento Dorado” que es junto con “Cementerio de Errores” lo que mas me ha gustado de este Ultra – Presión un tema de largo minutaje, y para mi el mas diferente a todo lo anterior publicado, una melodía hipnótica y psicodélica, llena de angustia que magnetiza con una letra sangrante…

Ya el año pasado, Tara -Motor – Hembra, fue para mi el mejor disco nacional de 2011, me declaro incondicional de la banda de Leo Mateos, no lo niego, entre otras cosas porque las connotaciones del universo angustioso, taciturno, y ruidista de Nudozurdo nos ayudan a evitar falsear la realidad, en ocasiones triste, desagradable y dura… Eludir el sufrimiento no nos lleva a un estado de felicidad irremediablemente caduco y ellos se encargan de recordárnoslo con cada trabajo.