Love of Lesbian – El Poeta Halley (2016)

Puntuación Indieófilo

9

9

9

9

1

A los que acudimos a ver la gira de Espejos y Espejismos de Love of Lesbian, se nos heló un poco la piel cuando Santi Balmes presentó “Manifiesto Delirista” como: “Esto es lo que hacemos ahora”, y no es por desmerecer el tema pero su EP Novelle Cuisine Canibal nos hizo temer que se centraran en su faceta disco o bailable. Afortunadamente no ha sido así y con su octavo disco de estudio El Poeta Halley han podido encontrar el equilibrio entre los hits que les catapultaron a la fama y la personalidad de los primeros trabajos en español.

love_of_lesbian_el_poeta_halley-portada

El Poeta Halley ha sido producido por Ricky Falkner y Santos&Fluren, y se nota la mano de ambos ya que la producción aumenta en cierto modo la calidad del álbum. El Poeta Halley es un álbum conceptual, en el cual el leitmotiv es Halley Star un posible alter ego de Santi Balmes que nos va introduciendo en diferentes facetas de la vida. Es en este concepto en el que el disco falla, hay veces que más es menos, y probablemente la incontinencia verbal y creativa de los catalanes hace que a veces nos perdamos en excesivas metáforas o innecesarios símiles. Prueba de esto mismo es los 2 temas de apertura del álbum “Planeador” y “Bajo el Volcán” que logra contrarrestarse con la frescura de “Cuando no me ves” y un nuevo himno pegadizo que les resultará genial en sus directos “I.M.T. (Incapacidad Moral Transitoria)”. Es en los momentos en los que las letras se vuelven más sencillas y directas (quizá recordándonos al fantástico Maniobras de Escapismo) como en “Los males pasajeros” o “Contraespionaje” cuando el disco encuentra sus mejores momentos. La arriesgada “Psiconautas” con excesivo metraje y divertida al principio pero que se pierde según pasa los segundos o “En busca del Mago” excesivamente mística (recuerda al peor Sting de “The Soul Cages”) forman la cruz de un disco que contiene en su mayoría buenas temas aunque algo arriesgados para los fans lesbianos que se hayan creado a la luz de 1999.

El Poeta Halley supone una vuelta de tuerca más en la carrera de los catalanes, persiguiendo un sonido más amplio y arriesgado, explorando  nuevos estilos y conceptos, que les hace más creativos que nunca, pero es en ese exceso de creatividad donde no llegan a conectar tanto y nos remiten a refugiarnos en los sonidos directos y letras con sentido de pertenencia que les han hecho llegar donde están.