London Calling May 2014 – 10 de Mayo de 2014 (Paradiso – Amsterdam)

Tras una gran primera jornada en la que Wolf Alice y Hospitality salieron como claros vencedores, era turno del segundo y último día del London Calling May 2014 en la sala Paradiso de Amsterdam, con los esperados shows de Royal Blood y Arthur Beatrice como principales reclamos y la siempre animada sesión de los Kill All Hipsters como cierre.

London Calling 10 May 2014 - Arthur Beatrice

Al igual que en la jornada anterior, motivos de trabajo nos impidieron acudir a los primeros grupos de la jornada, así que nuestra crónica empieza con los ingleses Childhood, que durante cerca de 40 minutos desplegaron en la sala principal su rock con reminiscencias brit y psicodélicas. Con unas referencias que pueden ir desde los Stone Roses a Palma Violets, Real Estate o Temples, su sonido lleno de distorsiones, así como la imponente presencia de su líder Leo Dobson, hicieron que el público respondiese desde la primer canción y que esperemos con anhelo su primer LP que saldrá a la venta este verano. Al igual que el día anterior, era momento de la batalla para acceder a la sala pequeña, donde los ingleses Desperate Journalist fueron la grata sorpresa de esta jornada. Con un estilo postpunk en su música y vestimenta, la banda liderada por la carismática Jo Bevan demostró que sus referencias a The Cure no vienen solo por su nombre, aunque también mostraron reminiscencias a Siouxsie & The Banshees o las mas recientes Savages. A la espera de un primer LP que confirme todo lo bueno mostrado en sus EPs Happening o Cristina, la banda londinense es uno de esos grupos a los que no perder la pista en un futuro no muy lejano.

London Calling 10 May 2014 - Desperate Journalist

Tras ellos llegaría el plato fuerte de la jornada, sus paisanos Royal Blood, que pese ha formarse el año pasado han tenido un ascenso meteórico que les ha permitido estar en la lista del BBC Sound 2014 o ser una de las bandas destacadas del pasado SXSW en Texas. Con una propuesta eminentemente rock que te transporta a los Led Zeppelin mas salvajes o Kyuss, resulta imposible no introducirse en los oscuros ritmos que salen desde la machacona batería de Ben Thatcher o, sobre todo, los espectaculares ritmos de bajo y la sentida voz de su líder Mike Kerr. ¡Quedaros con el nombre de estos jóvenes de Brighton, ya que en apenas un par de años van a ser una de las bandas que ocuparán los lugares preferenciales en muchos festivales!.

London Calling 10 May 2014- Royal Blood

Sin descanso y todavía con el rock retumbando en nuestra cabeza, era el momento de escuchar la propuesta que Keegan DeWitt y Jeremy Bullock, cabezas pensantes de Wild Cub, presentaban en la sala pequeña. Su pop electrónico con toques tropicales, que igual se acerca a los Genesis de Peter Gabriel que a las afiladas guitarras de New Order, supuso un calma tras la tormenta que agradeció nuestro saturado cerebro, aunque a medida que avanzaba el concierto pudimos advertir su disco Youth pueden resultar por momentos algo pesado y repetitivo en directo, si bien es cierto que cuando suenan temas como "Thunder Clatter" o una increíble versión del "I Follow Rivers" de Lykke Li devuelve el interés al público inmediatamente. Escaleras abajo empezaba en al sala principal el concierto de los ingleses Arthur Beatrice, aupados por algunos sectores de la crítica como los nuevos The XX. Si las comparaciones pueden resultar odiosas, en este caso son sin lugar a dudas desmedidas, ya que la banda liderada por Orlando Leopard y Ella Girardot presenta un pop minimalista que resulta monótono y aburrido, sin rastro de la frescura e innovación del que hacen gala Jamie Smith y compañeros. Posiblemente uno de los mayores defectos de su directo sea la gran presencia de la voz de Girardot, que tiene mayor protagonismo que en el disco y hace perder ese equilibrio con las voces masculinas que tan buen resultado aporta. Sin embargo, es de justicia destacar a favor del grupo su atrevimiento para experimentar con ritmos cercanos al R&B o la limpieza de algunas líneas de guitarra y teclado que ya no suelen verse en los tiempos actuales.

London Calling 10 May - Wild Cub

Con el cansancio acumulado tras dos días de festival, decidimos evitar las aglomeraciones que se producían en la sala pequeña para poder ver desde una buena posición en la balconada del primer piso a la banda que habia llenado de jovenes prepúberes las primeras filas de la sala, los americanos The Neighborhood. Visto desde fuera resulta bastante incomprensible el fenómeno fan que pudimos observar hacia la banda, con una música anodina y plana que recuerda mucho a bandas del new metal de principios de la década pasada como LostProphets, pero con un sonido en directo en el que casi no se distinguia la voz de su cantante Jesse Rutherford o las notas que salian de las dos guitarras presentes en el escenario. Su presencia en el cartel, una vez acabado el concierto resulta a todas luces incomprensible.. El último concierto del dia vino de la mano de los ingleses Fat White Family, que sorprendieron a los allí presentes tanto por su propuesta musical, que mezcla el ska con el garage rock, como por el papel hipnótico de su cantante Lias Saudi. Con un estilo que recuerda por momentos a The Specials o Madness hasta los míticos Fires Engines, defendieron con éxito su primer disco Champagne Holocaust e hicieron bailar a un púbico que ya se preparaba para la sesión de Kill All Hipters, que a base de éxitos de la música independiente de las dos últimas decadas pusieron el broche de oro a un festival que supuso un éxito global en cuanto a sistencia y calidad musical.



London Calling @ Paradiso 10.05 from Joao MB Costa on Vimeo.