Cross Linx Festival 2014 – 6 de febrero de 2014 (Amsterdam)

El Cross Linx festival 2014 llegaba a las salas Paradiso y People Place's de Amsterdam tras un rotundo éxito en su primera parada en Rotterdam. El festival, que buscar crear puntos de unión entre la música clásica y la música independiente, tenia en esta ocasión a los nórdicos Jose González y Ólafur Arnalds como grandes cabezas de cartel (quedando así reflejado al ser los dos artistas encargados de compartir escenario con la orquesta filarmónica de Zuid Holland), acompañados de artistas como Patrick Wolf o My Brightest Diamond entre otros.

Cross Linx Festival 2014 - Jose Gonzalez

El horario de arranque del festival nos hizo perdernos la primera tanda de artistas, en la que destacaba el emergente talento inglés Douglas Dare. Sin embargo, si que pudimos llegar con el tiempo justo para coger un buen asiento para disfrutar del espectáculo que Ólafur Arnalds iba a proponer. Su música se adapta como un guante a la incursión de una filarmónica, que amplifique el ya de por si magnífico cuarteto de cuerda que le acompaña habitualmente en directo, así que podría decirse que estabamos ante una apuesta ganadora desde el principio. Hace poco mas de dos meses que el islandés había estado precisamente en la misma sala de Paradiso presentando su último trabajo, pero pese a ello optó de nuevo por centrar buena parte de su actuación en el magnífico For Now I Am Winter, sabedor no solo de su notable éxito internacional si no también de las facilidades que le permitiría a la hora de la adaptación sinfónica. Durante mas de 45 minutos la mezcla musical con unos juegos de luces casi perfectos nos sumieron en una especie de burbuja en la que se podía disfrutar de cada uno de los sonidos de violines, flautas o sintetizadores de manera individual, pero a su vez, realzando el conjunto. Como guinda del pastel, en las últimas tres canciones se hizo acompañar de Arnór Dan Arnarson, lider de la banda islandesa Agent Fresco, con el que ha colaborado recientemente y que aportó con su maravillosa voz unos matices que hicieron que la experiencia alcanzase el nivel de genialidad.

Cross Linx Festival 2014 - Olafur Arnalds

La gran ovación que muchos de los presentes le tributamos nos hizo imposible acceder a la abarrotada sala pequeña que se encuentra escaleras arriba en la que actuaba Lavinia Meijer, reconocida arpista cuyos principales trabajos están centrados en la música clásica, pero que hace un par de años colaboró con Philip Glass, uno de los maestros del New Age, en el premiado Metamorphosis / The Hours. Así pues corrimos raudos de nuevo al segundo piso de la sala grande para poder pillar una buena localidad donde esperar la salida al escenario del sueco Jose Gonzalez, gran cabeza de cartel del festival, como lo demuestra que la sala presentaba una mayor ocupación que apenas una hora antes. Analizando el concierto a posteriori, podemos dividir el show en tres partes claramente diferenciadas: La primera de ellas con Jose González solo en el escenario, posteriormente otra con su batería y pianista habituales y finalmente aquella en la que se hizo acompañar de la filarmónica, que posiblemente era la mas esperada por el público para observar su resultado final. La primera parte se centró principalmente en su primer trabajo Veneer y nos mostró al artista que es capaz de encandilar solo con su voz y una guitarra, destacando sin lugar a dudas la interpretacion de un hit como "Crosses". En la segunda, que arrancó con un tema inedito, nos recuerda mas a su reciente época en Junip (incluso sonó "Line of fire" del último disco del grupo), con una mayor riqueza musical de fondo y en la que la voz del sueco pierde su papel protagonista para mimetizarse con coros y una batería casi imperceptible que forman un todo muy fácil de digerir. El momento culmen llegaba con la aparición en escena de la filarmónica de Zuid Holland, que arrancó espectacularmente con la presencia de violines y violoncelos en la versión del tema de la australiana Kylie Minogue "Hand on Your Heart", pero que sin embargo se fue diluyendo hasta decepcionar en las canciones posteriores. Con la llegada de los grandes éxitos del cantante, como la magnífica versión de "Teardrop" de Massive Attack, se observaba que el conjunto no sonaba perfecto, como si un exceso de orquestación le hiciese perder al tema su caracter intimista, impresión que quedaría refrendada con la reconocida "Hearthbeats", que en algunos momentos parecía mas un tema de música clásica en el que era difícil distinguir la voz que el maravillosos tema de The Knife. Probablemente los mejores momentos de la extraña unión llegaron con las canciones mas íntimas del repertorio, como "Cycling Trivialities" o "Broken Arrows", en las que los pasajes de contrabajos y flautas respectivamente se integraron a las mil maravillas y dotaron a las canciones de una nueva dimensión.

Jose Gonzalez - Cross Linx Festival 2014

De nuevo tocaba movernos rápidamente para disfrutar de uno de los conciertos mas esperados para el que escribe estas líneas, el de un Patrick Wolf que nos había maravillado hace poco mas de un año en la Sala Apolo de Barcelona y que en esta ocasión se iba a presentar con la compañía de un cuarteto de cuerda. Finalmente, todas las ilusiones se truncaron al cancelar el artista londinense su actuación, en una decisión que perjudicó a todos los que apostamos por movernos al People's Place, ya que al igual que anteriormente, nos hizo imposible acceder posteriormente a la sala pequeña de Paradiso en la que actuaban My Brightest Diamond, a la que algunos simplemente escuchaban desde las propias escaleras de la sala, un piso por debajo del lugar de la actuación. En resumen, una gran festival con un cuidado gusto por el detalle en el que Olafur Arnalds salió como gran triunfador y en el que conviene destacar el respeto por parte de la audiencia a los artistas y a la propuesta presentada.. Acostumbrados a los conciertos ruidosos y con todo el mundo hablando que tan habitualmente sufrimos en España, disfrutar de un concierto en el que era posible escuchar cuando un vaso de plástico caía al suelo o cuando la puerta de la sala se abría resultó una experiencia tan sorprendente en algunos momentos como el propio show.